¿Cómo cuidar a un gato albino?

Los gatos albinos son unos felinos únicos. Necesitan cierta atención y cuidados más especiales que el resto, por eso, si quieres saber cuáles son los principales factores a tener en cuenta te recomendamos que no pares de leer.

¿CUÁLES SON LOS CUIDADOS DE UN GATO ALBINO?

Como ya te contamos hace poco, muchas veces resulta muy difícil diferenciar un gato albino de un gato blanco , debido a que son y actúan como cualquier otro gato, pero cuentan con una peculiaridad más especial. De hecho, como el resto de estos animales, comen, juegan y requieren unos cuidados básicos, sin embargo su falta de melanina requiere que se les preste más atención a la hora de velar por su salud y bienestar.

cuidar gato albino

Pues bien, ¿cuáles son los puntos a tener en cuenta a la hora de cuidar un gato albino?

El primero de todos es evitar la exposición del felino a los rayos solares. Los gatos albinos debido a su condición, no cuentan con niveles de melanina normales por lo que si se les expone mucho a una fuerte luz solar, puede que desarrollen importantes problemas epiteliales, incluso cáncer de piel. Por eso, una recomendación es consultar a tu veterinario de confianza para usar algún tipo de crema para protegerles especialmente la nariz y las orejas.

gato albino cuidados

Otro de los puntos a tener el cuenta es no exponerles a sonidos a gran volumen o a ruidos excesivos. Existe una tendencia generalizada entre gatos albinos a padecer sordera (aunque lógicamente no se da siempre en todos los casos). Cuentan con una sensibilidad auditiva muy grande, por lo que es necesario tener especial cuidado.

Aún así, te recomendamos que si tienes alguna duda, siempre acudas a tu veterinario para que te asesore y te de la información óptima basándose en tu mascota.

¿Cómo cuidar a un cerdo vietnamita?

De un tiempo a esta parte, los cerditos enanos, con especial atención a la variante vietnamita, han ido ganando en popularidad como mascotas, debido entre otras cosas a su inteligencia, su aspecto adorable y su sociabilidad. Por ello, os traemos una serie de consejos para sus cuidados. ¡No te lo pierdas!

CONSEJOS PARA CUIDAR A UN CERDO VIETNAMITA

Para comenzar, hay que mencionar, que estos animales, al contrario que los perros por ejemplo, no son animales domésticos al uso, por lo que su educación debe ser más esmerada para facilitar la convivencia en la casa.

1. DESARROLLO DE LOS SENTIDOS

La edad de 4 meses es muy importante en estos animales, ya que es cuando desarrollan sus sentidos, por lo que se han de adaptar al olor de los humanos, al alimento sólido…

2. ANIMALES GREGARIOS

Son, como todos los cerdos, animales gregarios, por lo que disfrutarán de la compañía de otros animales de su especie, así como de la compañía de otros animales domésticos sociables y por supuesto de las personas. Pero para desarrollar esa confianza propia de las mascotas y sus amos, es muy importante saber entender a estos animales, los cuales por suerte, nos “hablan”.

cuidar cerdo vietnamita

3. COMUNICACIÓN

Hay que cuidarlos mucho, y pasar bastante tiempo con ellos, pero cuando les estemos haciendo carantoñas, es importante atender a los ruidos que hacen. Si emiten chillidos, significará que están incómodos, asustados… por lo que nos daremos cuenta rápidamente. Pero lo que os podemos decir que les hará emitir esos chillidos casi con total probabilidad, serán los abrazos (sobretodo al principio de la relación), que se les levante del suelo, y que se les ponga patas arriba. A partir de ahí, sabremos que mimos y carantoñas les gustan, y nos servirán de guía para ir educando a nuestro cerdito, hasta el punto de incluso poder ponerle una correa y salir a pasear con él.

4. HIGIENE

En lo referido a su higiene, estos son animales muy limpios; tanto como los gatos. Incluso tienen su cajón de arena, y al no sudar, si no salen mucho a la calle, no hace falta lavarlos más que cada 1 o 2 veces al mes.

cerdo vietnamita bebe

5. ANIMALES DE INTERIOR

Por otro lado, es importante tener en cuenta que estos son animales que se encuentran mejor en interior, dado que son sensibles tanto al frio como al calor, por lo que no es especialmente recomendable dejarlos en exterior o a la intemperie. También son animales que van muy bien para interior, ya que solo sueltan pelo 1 o 2 veces al año, durante las mudas, por lo que no ensuciarán nuestra casa con las conocidas bolas de pelo o pelusas.

6. ALIMENTACIÓN

Por último, en lo referente a su alimentación, aun siendo animales omnívoros, es muy recomendable que sigan una dieta rica en verduras, hortalizas y frutas, y evitar los piensos. Especialmente los orientados a cerdos, ya que estos suelen ser piensos destinados a la ceba de los cerdos en las granjas, lo que hará que desarrollen fácilmente sobrepeso, lo que genera muchos riesgos de enfermedad cardiaca en estos animales.

cerdo vietnamita mascota

Con esto, tenemos unas directrices sobre cómo actuar con nuestro cerdito para tener una buena relación y pasar los hasta 20 años que puede vivir en plena felicidad.

¿Cómo cuidar a una medusa?

medusa

Hoy en día, las medusas son animales que resultan tan aterradoras como fascinantes. Cada día son más las personas que se deciden por tenerlas en su propia casa como un animal doméstico, pero… ¿Cómo se cuidan exactamente? A continuación te lo contamos todo al detalle ¡No te lo pierdas!

¿Cómo cuidar correctamente las medusas?

No cabe duda de que las medusas son unas criaturas realmente interesantes, así como inusuales en el acuario de cualquier hogar. Por el contrario a las mascotas habituales, las medusas no cuentan con  ojos, estómago o cerebro. Esto hace que requieran una atención tan diferente como especial. Así pues, te recomendamos que si te animas a tener una, sigas al pie de la letra los siguientes consejos para cuidar su salud y bienestar de una forma óptima:

1- Consigue un medusario. Las medusas están acostumbradas a vivir en el mar, por lo que tienes que hacerte con un acuario especial, conocido como medusario.

Normalmente, este tipo de acuarios permiten ajustar el flujo de agua y consecuentemente la velocidad de circulación de tus medusas. Así, tus gelatinosas mascotas se encontrarán como en su propio hábitat, con corrientes que les permiten mantenerse a flote, sin quedarse atrapadas o atascadas en ninguna parte.

Aunque no hay un criterio específico sobre la velocidad más idónea, es recomendable un flujo suave y lento. Así, las medusas podrán hacerse con su alimento fácilmente y será mucho más relajante para ti.

medusa cuidados

2. Alimenta correctamente a tu medusa.

Como cualquier ser vivo, las medusas necesitan tener una dieta adecuada. Por eso, es imprescindible darles la cantidad adecuada de alimento e intentar no ensuciar el agua con él.

3. Mantén el agua limpia.

Con el tiempo, tienden a acumularse desechos en el agua  tanto en el fondo como en las  paredes del medusario. Para evitar esto, es necesario utilizar una pipeta de limpieza adecuada y asegurarse de que todo queda en perfecto estado.

medusa alimento

4. Controla la calidad, la temperatura y el grado de salinidad del agua.

Es realmente importante comprobar la calidad de agua con asiduidad, cada dos días. Para ello, es necesario contar con el test específico que se puede encontrar en la mayor parte de las tiendas de acuarios.

Tras dos semanas de haber incorporado las medusas y comprobar que todos los valores y parámetros son correctos se puede bajar la frecuencia con la que se realiza el test.

La temperatura también juega un papel clave. En función de la especie de medusa que se tenga, habrá que regular la temperatura entre 12 y 27 grados aproximadamente.

Por último, pero no menos importante, es mantener correctamente el grado de salinidad. Aunque parezca algo obvio es necesario tener muy en cuenta que lo más aconsejable es tenerla en los rangos propios del agua de mar. ¡Ni más ni menos!

medusario

5. Cambia el agua correctamente.

Lo más recomendable es llevar a cabo el cambio entre un 10 y un 20 por ciento del agua (este porcentaje variará en función de cuántas medusas tengas y las dimensiones del medusario).

Tendrás que preparar el agua con un día de antelación y verificar que todos los valores del agua sean iguales que la que queda en el acuario. Tras esto, despacito y sin prisa podrás hacer el cambio progresivamente. Es importante evitar los cambios bruscos o agresivos porque podrían ocasionar graves problemas en nuestras acuáticas amigas.

6. Cuida la iluminación. Para realizar la fotosíntesis, las medusas necesitan una luz suficientemente potente.