¿Cómo pasear a un gato por la calle?

¿CÓMO ENSEÑAR A UN GATO A PASEAR POR LA CALLE?

Hoy en día pasear a un gato por la calle no es una práctica muy común, pero no por ello es algo imposible.

1. ELIGE LA CORREA MÁS ADECUADA

En primer lugar, antes de sacar a pasear a tu gato tienes que escoger la correa que mejor se adapte a su cuerpo. Los felinos son unos animales hábiles y resbaladizos por lo que tienes que asegurarte de que la correa sea la ideal para que no se vaya a escapar nunca. Para ello, fíjate en que se trate de una correa adaptable, que le sujete firmemente pero que tampoco le apriete demasiado.

pasear gato calle

2. DÉJALE JUGAR CON EL ARNÉ

Normalmente este tipo de mascotas no están acostumbrado a llevar arnés. Son animales muy independientes y por eso, la mejor forma de que se acostumbren a este accesorio es que se familiaricen desde que son pequeñitos. Para esto, lo mejor es dejar que juegue un rato con el arnés, que lo pueda oler y que le resulte algo normal.

sacar gato pasear

3. PONLE EL ARNÉS A RATOS

Cuando tu gato ya se haya familiarizado del todo con el arnés, empieza a ponérselo poco a poco para que se acostumbre. Lo ideal es ponérselo en intervalos, es decir, un par se días 5 minutos, luego 10 y así poco a poco hasta que se sienta cómodo.

4. INCORPORA LA CORREA

Antes de sacar a pasear un gato con correa, sujétala al arnés y deja que corra y la arrastre por toda la casa. Así se dará cuenta de que no es algo extraño y lo verá normal. También puedes jugar con el para que se entretenga y no le de miedo.

5. EMPIEZA A PASAR CON TU GATO POR DENTRO DE CASA

Cuando tu felino haya cogido confianza con su accesorio, lo idóneo es que cojas la correa y vayáis juntos por casa. Podéis pasear por diferentes habitaciones, el pasillo e incluso por el portal. Así, se irá habituando a nuevos lugares que desconoce. Es importante que no le des ningún tirón con la correa ya que se puede asustarse, coger miedo o peor aún, hacerse daño.

salir con gato

6. DALE PREMIOS

Durante todo el proceso de adaptación puedes darle premios, como golosinas para gatos, su comida húmeda favorita, etc. Así sabrá que todo esfuerzo tiene su recompensa y le terminará encantando.

7. SAL A LA CALLE A PASEAR CON TU GATO

Los paseos tienen que ser, sobre todo al principio, cortos y por sitios en los que no haya mucha gente o en los que no circulen vehículos. Podéis probar en algún jardín o en algún parque para comenzar.

También es preferible evitar el contacto con otros animales ya sean perros o gatos, para que tu mascota no se sienta amenazada.

gato paseando

8. ASEGÚRATE DE QUE TU GATO LLEVA TODAS SUS VACUNAS AL DÍA Y ESTÁ DESPARASITADO

Tienes que tener en cuenta de que si sacas a tu gato de paseo, es necesario protegerlo de los agentes externos. Por eso, si tienes cualquier tipo de duda, lo mejor es que consultes a un veterinario de confianza.

Recuerda que no todos los gatos son iguales y por eso no a todos les tiene por qué gustar salir a la calle. Por eso, tienes que tener muy presente que si al tuyo no le apetece pasear, no debes forzarle.

¿Paseas a tu gato por la calle? ¡Déjanos un comentario y cuéntanos tu experiencia!