ejercicio perros

¿Sabes qué ejercicios puedes hacer con tu perro?

Los perros son animales cargados de energía y siempre tienen ganas de jugar, así que son la excusa perfecta para ponernos en forma. Por ello, te traemos una serie de propuestas para pasar tiempo con tu peludo y hacer ejercicio. ¡No te las pierdas!

Los mejores ejercicios para hacer con tu perro

1. Camina con tu perro

La primera propuesta que os traemos, es la de salir a caminar con tu perro. Los perros necesitan pasear tanto para liberar energía como para hacer sus necesidades y socializar con otros perros, por lo que una vez tengamos perro, estaremos obligados a pasear. Pero además, si alargamos el paseo, por ejemplo, a una hora caminando, será beneficioso tanto para nuestra salud, como para la del perro, además de que este llegará cansado a casa, por lo que estará mucho más tranquilo. A la hora de pasear, hay que tener en cuenta la zona por la que paseamos y el perro que llevamos. En lo referente a la zona, si vamos por el campo, por una zona poco transitada, podremos soltar a nuestro perro para que vaya a su ritmo y explore, mientras nosotros paseamos. Si no se puede soltar al perro, lo suyo es llevar una correa de una cierta longitud, extensible, que le otorgue una mayor movilidad. Recuerda llevar siempre bolsas, y algo que permita diluir los orines del perro si lo hace en algún portal, alcorque, coche…

En lo referente al perro, no se le podrá exigir el mismo ritmo a un perro grande que a uno pequeño, a uno de hocico chato, que a uno de hocico largo. Procura que el paseo se ajuste al estilo de tu perro, aunque hay que decir que, generalmente, nosotros nos cansaremos antes que nuestro peludo.

caminar con perro

2. Corre con tu perro

Subiendo un poco el nivel, otro ejercicio estupendo para hacer con nuestro perro (especialmente si este ya es mediano o grande, y no tiene el hocico muy chato), es salir a correr. En el caso de salir a correr por una zona en la que le podamos llevar suelto, es muy recomendable acostumbrarle a ir a nuestro lado, ya que si no, el perro irá a su bola y estaremos perdiéndole la pista continuamente, con los riesgos que ello conlleva (que se pierda, que se cruce con alguien y pase algo, que venga algún vehículo…). Si salimos a correr por una zona donde tiene que ir atado, bien podemos llevarle con la correa en la mano, aunque esto es muy incómodo, o bien podemos adquirir unas correas especiales, rígidas pero con una cierta longitud, que se enganchan a nuestra cintura, otorgándonos a ambos libertad de movimientos. En cualquier caso, para correr con un perro sin problemas e incomodidades, es muy importante educarlo muy bien en el paseo. Además, a la hora de correr, es importante no sobreexigir a nuestro perro, ya sea en ritmo o distancia a recorrer. Generalmente, cuando un perro va suelto, esprinta, se para, camina… Para hacer carrera continua, al igual que las personas, tiene que acostumbrarse, aunque sea un animal muy energético.

perro corriendo

3. Juega con tu perro al tira y afloja

Otra forma de hacer ejercicio con nuestro peludo y divertirnos a la vez, es jugar con él a tirar. Para este juego, solo necesitamos algo resistente: una cuerda gruesa, una tira de cuero, un trapo resistente… La cosa entonces irá de ver quien tira más fuerte. Esta es una forma que tienen de jugar los perros entre ellos, por lo que les resulta muy entretenida, e implica la necesidad de emplear bastante fuerza y gastar mucha energía tanto para el perro como para la persona que juega. Por supuesto, cuando juguemos a tirar, tenemos que tener cuidado, sobretodo si el perro es muy fuerte, con lo tirones que puedan lesionarnos y los mordiscos involuntarios, y con los dientes del perro, ya que este rara vez soltará el objeto, aunque se pueda hacer daño.

perro tira y afloja

4. Practica “pilla-pilla” con tu perro

Otro juego que nos obliga a ejercitarnos, es el del pilla pilla. Este además, puede ir vinculado al de tirar, ya que es muy fácil que el perro nos gane tirando. Entonces, la cosa será salir corriendo detrás de el para intentar quitarle el trapo, o lo que sea. El pilla pilla también puede ser, por supuesto sin una prenda. En este caso, generalmente, va a ser siempre más fácil incitar al perro a que nos persiga, nos corte el paso… si nosotros salimos corriendo primero.

Perro pilla pilla

5. Lanza objetos a tu perro

Uno de los últimos juegos a mencionar, será el de lanzar objetos para que nuestro perro, o bien los atrape, o bien los tenga que buscar. Para este tipo de juegos, lo mejor es buscar un descampado amplio y vacío, que nos permita lanzar pelotas, frisbees… sin miedo de dañar algo o herir a alguien. En función de como sea nuestro perro, y como esté educado, podremos conseguir que nos traiga lo que le hemos lanzado para seguir jugando alanzar. Si no, lo más posible es que el juego del lanzamiento culmine en un pilla pilla.

frisbee perro

Otras formas de hacer deporte con nuestro perro, a un nivel más profesional, serían el canicross, el trineo, o el agility, pero sobre estas variantes hablaremos más en profundidad en otro artículo.

ejercicio perros

Como conclusión, con nuestro perro, podemos realizar un montón de actividades que implican ejercicio, pero que además implican jugar con nuestro peludo, por lo que reforzarán nuestra relación. Es muy importante por ello, que esto se tome en parte como un juego, y no sobreexijamos a nuestro amigo; nos ajustemos a su ritmo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s