Consejos perro nieve

¿Quieres llevar tu perro a la nieve?

¿Ya te has dado cuenta de lo que disfruta tu perro en la nieve? ¿Piensas irte a pasar el día y quieres llevar a tu mascota? Pues entonces toma nota de los siguientes consejos. ¡Te harán falta!

Consejos para llevar el perro a la nieve

 

consejos perro nieve

1. Antes de llevarle a la nieve asegúrate bien de aumentar su cantidad de comida (sin pasarse). En la nieve no paramos de movernos y tu mascota no va a ser menos. Piensa que va a correr, saltar y jugar como un niño pequeño ( y no tan pequeños). Disfrutará como uno más y por eso mismo hará más ejercicio que de costumbre y quemará más calorías de lo habitual.

2. Lleva alguna prenda que le abrigue, especialmente si tu perro es de una raza con pelo corto. Piensa que no todos están acostumbrados ni preparados para soportar temperaturas tan bajas. Eso sí, asegúrate siempre de que el abrigo o el chubasquero le permita tener completa libertad de movimientos.

Perro nieve abrigo

3. Protege sus almohadillas. Ten en cuenta que estas son muy sensibles por lo que si no están bien preparadas puede que después les salgan heridas o se coarten. Para ello, hay muchas tiendas e incluso clínicas veterinarias donde podrás encontrar protectores o reforzadores especiales adaptadas al tamaño de sus patas. Sino, un truco que también funciona bastante bien es aplicarle vaselina. Eso sí, no podréis ir por sitios resbaladizos.

4. Prohibido comer nieve. Aunque puede pasar desapercibido, no es aconsejable, bajo ningún concepto, que tu perro coma nieve, por muy glotón que sea. En muchos sitios se echa sal o sustancias especiales, como los anticongelantes, que pueden resultar ser tóxicos para tu mascota. Además, si come mucha cantidad de nieve, su temperatura corporal puede bajar en exceso, teniendo consecuencias negativas para su salud.

5. Ponle algún identificador reflectante. Cuando un perro va a la nieve no para de revolcarse y embadurnarse en esta. Tanto es así, que a veces en vez de un perro puede parecer el mismísimo yeti, sobretodo si es de color blanco. Esto hace que tenerle vigilado sea bastante difícil.

Además, en este tipo de condiciones los perros suelen desorientarse más rápido porque no están acostumbrados y les resulta más difícil olfatear cuando el suelo está cubierto de hielo. Por eso, para no perderle es importante que además de su habitual chapa de identificación, lleve una prenda o un collar reflectante. Así podrás distinguirle y encontrarle al segundo.

6. Una vez terminado el paseo por la nieve, sécale bien con alguna toalla para que entre antes en calor. Asegúrate que su pelo no se queda húmedo.

Ahora ya estás preparado para ir con tu perro a la nieve… ¿a qué sigues esperando?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s