¿Cómo cuidar a una medusa?

Hoy en día, las medusas son animales que resultan tan aterradoras como fascinantes. Cada día son más las personas que se deciden por tenerlas en su propia casa como un animal doméstico, pero… ¿Cómo se cuidan exactamente? A continuación te lo contamos todo al detalle ¡No te lo pierdas!

¿Cómo cuidar correctamente las medusas?

No cabe duda de que las medusas son unas criaturas realmente interesantes, así como inusuales en el acuario de cualquier hogar. Por el contrario a las mascotas habituales, las medusas no cuentan con  ojos, estómago o cerebro. Esto hace que requieran una atención tan diferente como especial. Así pues, te recomendamos que si te animas a tener una, sigas al pie de la letra los siguientes consejos para cuidar su salud y bienestar de una forma óptima:

1- Consigue un medusario. Las medusas están acostumbradas a vivir en el mar, por lo que tienes que hacerte con un acuario especial, conocido como medusario.

Normalmente, este tipo de acuarios permiten ajustar el flujo de agua y consecuentemente la velocidad de circulación de tus medusas. Así, tus gelatinosas mascotas se encontrarán como en su propio hábitat, con corrientes que les permiten mantenerse a flote, sin quedarse atrapadas o atascadas en ninguna parte.

Aunque no hay un criterio específico sobre la velocidad más idónea, es recomendable un flujo suave y lento. Así, las medusas podrán hacerse con su alimento fácilmente y será mucho más relajante para ti.

Medusario

2. Alimenta correctamente a tu medusa.

Como cualquier ser vivo, las medusas necesitan tener una dieta adecuada. Por eso, es imprescindible darles la cantidad adecuada de alimento e intentar no ensuciar el agua con él.

3. Mantén el agua limpia.

Con el tiempo, tienden a acumularse desechos en el agua  tanto en el fondo como en las  paredes del medusario. Para evitar esto, es necesario utilizar una pipeta de limpieza adecuada y asegurarse de que todo queda en perfecto estado.

4. Controla la calidad, la temperatura y el grado de salinidad del agua.

Es realmente importante comprobar la calidad de agua con asiduidad, cada dos días. Para ello, es necesario contar con el test específico que se puede encontrar en la mayor parte de las tiendas de acuarios.

Tras dos semanas de haber incorporado las medusas y comprobar que todos los valores y parámetros son correctos se puede bajar la frecuencia con la que se realiza el test.

La temperatura también juega un papel clave. En función de la especie de medusa que se tenga, habrá que regular la temperatura entre 12 y 27 grados aproximadamente.

Por último, pero no menos importante, es mantener correctamente el grado de salinidad. Aunque parezca algo obvio es necesario tener muy en cuenta que lo más aconsejable es tenerla en los rangos propios del agua de mar. ¡Ni más ni menos!

Medusas

5. Cambia el agua correctamente.

Lo más recomendable es llevar a cabo el cambio entre un 10 y un 20 por ciento del agua (este porcentaje variará en función de cuántas medusas tengas y las dimensiones del medusario).

Tendrás que preparar el agua con un día de antelación y verificar que todos los valores del agua sean iguales que la que queda en el acuario. Tras esto, despacito y sin prisa podrás hacer el cambio progresivamente. Es importante evitar los cambios bruscos o agresivos porque podrían ocasionar graves problemas en nuestras acuáticas amigas.

6. Cuida la iluminación. Para realizar la fotosíntesis, las medusas necesitan una luz suficientemente potente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s