Curiosidades

¿Sabes que hablar con tu mascota es un claro signo de inteligencia?

¿Eres de esas personas que trata a su mascota como si fuera una persona más? ¿Disfrutas mimando, abrazando y, sobre todo, hablando a tu peludo sin parar? Pues entonces estás de suerte… ¡Es un claro signo de inteligencia!​

¿Por qué hablar con nuestras mascotas es una señal de inteligencia?

Según dice la ciencia, la costumbre de hablar con animales no indica que una persona esté loca, sea rara o tenga una mentalidad infantil. De hecho, significa todo lo contrario: es una señal de inteligencia.
La práctica de hablar con un animal, con una planta o incluso con un objeto se denomina antropomorfismo y, como bien ha afirmado el profesor Nicholas Epley de la Universidad de Chicago, “históricamente, antropomorfizar ha sido considerado como un signo de inmadurez o estupidez, pero en realidad es una consecuencia de la tendencia que hacer a los humanos inteligentes de una forma única en el planeta tierra”.  A su vez, afirmó que “ninguna otra especie tiene este comportamiento”.

hablar con perro

¿Cómo se explica esto?

Epley  asegura que este fenómeno se explica principalmente por tres factores:

  1. La atribución de un rostro. Los seres humanos contamos con la habilidad de ver caras en todo. Esta capacidad nos permite comprender y mostrar nuestras intenciones, así como a estar alerta de diferentes peligros.
  2. La necesidad  empatizar y conectar. Otorgamos a los animales, objetos o plantas que nos agradan, una “mente”. “Reconocer la mente de otra implica el mismo proceso psicológico de reconocer la mente de otro animal, de Dios o de un aparato.” Es decir, al agradarnos, intentamos establecer una especie de conexión. Es más, según afirma el profesor, se trata de “un reflejo de la capacidad más grande de nuestro cerebro, no un signo de estupidez“.
  3.  La impredecibilidad.  Contamos con la incapacidad de dar una explicación a comportamientos que son impredecibles. Es decir, cuando algo actúa de forma impredecible respondiendo de una manera que no entendemos, tendemos a antropomorfizarlo, asimilándolo así, como si se tratase de una persona.

Antropomorfismo

Por lo tanto, al hablar a nuestros animales, potenciamos y estimulamos el vínculo que nos une, además de asegurarnos una mente más saludable. Es decir, “Cuanto más a menudo nos relacionamos con otras mentes humanas, y cuanto más profundamente y con éxito leemos otras intenciones humanas, más socialmente inteligentes nos convertimos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s